Noticias


El misterio de los 10 negritos en el Teatro Muñoz Seca

noticia_10-negritos

 
 
Miguel Mirón Pérez @migmiron / 19 diciembre 2014

Todos llegan a la isla el día señalado, y descubren que sus anfitriones, el señor y la señora U. N. Owen, no se encuentran allí, pero serán atendidos por los sirvientes, el señor y la señora Rogers, que hacen las funciones de mayordomo y cocinera respectivamente. Cada uno de los invitados encuentra en su habitación una copia de la canción infantil de los diez negritos enmarcada y colgada en la pared.

 

A partir de ahí la escena se complica, y es que ni la propia Agatha Christie’s se imaginaba la trascendencia que iba a tener a escribir la novela Diez negritos, que se sube al escenario del Teatro Muñoz Seca de la mano del director Ricard Reguant hasta el próximo 4 de enero.

 

La primera noche, durante la cena, los invitados observan diez pequeñas figuras de porcelana, diez negritos, sobre la mesa del comedor. Tras la cena, una grabación les acusa uno por uno de haber sido culpables directa o indirectamente de la muerte de diversas personas en el pasado. Los invitados niegan las acusaciones y alegan que las muertes fueron accidentales y que, aunque quisieron ayudar a las víctimas, no pudieron. Entonces se dan cuenta de que han sido engañados para ir a la isla con diversos pretextos, como una oferta de trabajo o el encuentro con una persona conocida. También se dan cuenta de que no pueden marcharse, ya que el barco que trae las provisiones, y supone la única comunicación con la costa no puede llegar debido a la tormenta. A partir de ese momento, los invitados empiezan a ser asesinados uno a uno, de forma similar a lo que dice cada estrofa de la canción, y cada vez que alguien muere, una de las figuras de los negritos desaparece.

 

¿Estos 10 personajes encerrados en la Isla del Negro son en realidad víctimas o son asesinos? He ahí el dilema que hay que resolver. Y quién es el asesino, claro.

 

Ir a la noticia